Porqué no viajar con niños


13 Apr
13Apr


Llevaba días pensando qué escribir. De esas veces que tu mente se queda en blanco y no da ni pa' tras ni pa' lante. Entonces barriendo mi hogar llegó ese flash de luz y mi mente se encendió. Fue así que salió el tema de porqué no viajar con tus hijos. Sí, es cierto los niños cansan, te drenan, te hacen llorar pero también te hacen reír, amar y ver las cosas de una manera sencilla, diferente y en paz. Los niños son versátiles y se adaptan a tantas situaciones tan fácilmente que hasta parece increíble. Muchas veces debes haber escuchado el que seamos como los niños. ¡Y es que en realidad ser niño es lo mejor! No hay preocupaciones y todo fluye. Te preguntarás, qué tiene que ver eso con los viajes, ¿verdad? ¡Pues tiene que ver mucho! Los niños son excelentes maestros de la vida. Su "ignorancia" nos hace ver lo mucho que hemos perdido.


Cuando viajas con un niño lo expones a nuevas y diferentes experiencias. Su curiosidad por descubrir no se limitará a un simple espacio y su necesidad de socializar hará que haga amigos en un dos por tres. Y es que los niños son genuinos, naturales, especiales y maravillosos. Ajá claro, mi hijo o hija no es tranquilo y no se sabe comportar. Te pregunto, ¿lo expones a situaciones en las cuales se tenga que desenvolver sólo? ¿Le brindas la oportunidad de explorar solo con tu supervisión? Si contestaste que no ya sabes por dónde comenzar. Deja que sea él o ella la que te muestre el camino. Sugiéreles actividades y qué sean ellos los que escojan. ¡Dales libertad! Estamos tan enfocados en darles todo que no le damos el espacio para que ellos mismos busquen lo que necesitan.


A medida que hemos ido "avanzando" hemos estado retrocediendo. Hemos dejado a un lado lo que nos ha traído hasta aquí. Gente, somos humanos pero estamos muy lejos de lo que eso significa. Cuando buscamos un destino para viajar, la mayoría busca uno seguro, que no hayan enfermedades contagiosas, que sea económico entre otras cosas. Pero te pregunto, ¿ habías considerado visitar un destino que rompa esos esquemas? Que tal visitar un lugar donde aprendas a ser humano, a ser gente de verdad. Un destino donde la naturalidad de su gente te haga reflexionar sobre tu vida y cómo la estás viviendo, donde puedas estar en contacto con la naturaleza y que a pesar de que no sea un destino fancy aprendas de su cultura, de por qué son como son y qué cosas disfrutan. Ah pero es que eso yo lo puedo "googoliar" o Wikipedia me lo dice. ¡Pues no! Ni Google ni Wikipedia te lo hacen vivir, nadie te lo contará ni lo vivirás si no te expones. Deja el miedo y los temores. Hay tantos tabús que nos están haciendo idiotas y menos sensibles. Viaja, viaja con tus hijos y verás que serán ellos los que te harán el viaje de tu vida. Llévalos a lugares distintos donde estén expuestos a otras culturas y comida, otra forma de vestir y de vivir. Atrévete a llevarlos, ellos no pueden hacerlo solos. Regala experiencias enriquecedoras y de valor, regala memorias y aprendizaje de manera directa y real.

K.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.