12 medidas de seguridad cuando viajamos con niños


tiempo estimado de lectura : 3
29 May
29May


Viajar con niños es todo un espectáculo. Su espontaneidad y ocurrencias pueden aveces traernos ciertos dolores de cabeza. Por eso es que es tan importante llevar a cabo una buena planificación de nuestras salidas vacacionales. Los niños son impredecibles y en un abrir y cerrar de ojos pueden caerse, salir corriendo y podemos perderlos de vista, entre otros. Existen alternativas para poder controlar y evitar que la situación se ponga color de hormiga brava. A continuación te presento 11 medidas que bien pueden ayudarte a mantener a tu retoño seguro cuando viajes.

1. Compra un seguro de viaje

Invierte en una buena protección. Asegúrate de adquirir uno que cumpla con todo lo que pudieras necesitar. Recuerda leer las letras pequeñas. Existen actividades que no están cubiertas en los seguros y debes buscar una mayor cobertura. 

2. Mantenlos siempre hidratados

Lleva siempre botellas de agua destilada. No tomen agua de fuentes o grifos. Laven siempre los alimentos y colócalos en bolsitas plásticas para mantenerlos limpios. 

3. Vigila y monitorea las temperaturas

Protégelos del sol y mantenlos frescos, utiliza bloqueador solar y trata de realizar las actividades de exteriores temprano en la mañana o cuando cae la tarde. Recuerda llevar siempre la ropa adecuada ya sea de frío o calor.

4. Lleva siempre su asiento protector

Cuando viajamos es importante llevar el asiento protector de nuestros niños si aún lo necesitan. Coloca el mismo en el centro del vehículo. Si utilizan transporte público colócalo o sienta a tu niño al lado de la ventana.

5. Evalúa bien el alojamiento

Mantén tu habitación segura. Cierra y coloca el seguro en las puertas y ventanas. Evita las casas con dos niveles. Cuando busco alojamiento en AirBnB en los filtros siempre coloco que sea kids friendly y si tiene dos niveles queda descartada al instante. Con una chica toddler todo es posible. 

6. Kit de primeros auxilios

Lleva siempre un pequeño kit de emergencias. Los puedes conseguir de diferentes tamaños y puedes encontrarlos para viajeros.

 

7. ID tags

Un momento están junto a ti y al microsegundo desaparecieron. Los niños son así. Mantén un poco de control colocándoles bandas de identificación. Asegúrate que las mismas sean cómodas, que no se quiten con facilidad y que la información esté protegida (que no sea visible). Otra técnica es utilizar tatuajes de identificación o escribir con un marcador en su antebrazo los números de contacto. Algunas banditas ya vienen con el sistema de alerta donde te notifica en tu celular cuando hay una distancia considerable entre tu y tu niño. 

8. Establece reglas

Si tu niño es un poco más grande que un toddler, dialogs con el o ella y concuerden un lugar de encuentro en caso de separación. De igual manera puedes indicarles que no se muevan de dónde están o que acudan al lugar más cercano y seguro. 

9. Delega en tu acompañante

Si viajan en familia y tienen más de un niño, asegúrense de que cada uno tenga a su cargo uno de los niños. 

10. Verifica la seguridad de tu destino

Visita Travel Advisories y verifica que no haya contratiempos o riesgos en el lugar que vas a visitar. También puedes inscribirte en el programa Smart Traveler Enrollment Program (STEP) para que recibas notificaciones y alertas del destino que visitarán. El mimo es gratis y muy conveniente.

11. No tomes riesgos innecesarios

Recuerda que viajas con niños. Existen actividades y momentos en los que se van a cansar y su resistencia disminuirá. Cuando planifiques tu salida no olvides sacar el tiempo de descanso, para merendar y refrescarse. Eviten actividades en las que ya conoces que tu niño puede "emocionarse" más de la cuenta y aquellas actividades recreativas que conlleven riesgos en la seguridad. If you know what I mean!

12. Planifica actividades kid friendly 

Cuando organices tu viaje busca alternativas para el disfrute de todos. A los niños les encanta explorar, tocar y manipular lo que ven en su entorno. Permite que disfruten de ello pero no olvides lavar bien sus manos luego de cada actividad. 

Viajar es muy divertido y de alguna u otra manera aprendemos. No te limites a viajar y a descubrir el mundo con tus niños. Estás experiencias son para toda la vida y nunca las olvidarán. Procura hacer de ellas unas enrriquecedoras y divertidas. Mantenlos seguros y disfruta el viaje.

K. 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.