Presupuesta y maximiza tu dinero mientras viajas


tiempo estimado de lectura : 3
26 Nov
26Nov

A la hora de viajar nos llenamos de una emoción y una contentura que no podemos explicar. Muchas veces nos dejamos llevar por la emoción y no consideramos ni evaluamos si estamos sacando el mejor provecho a nuestros gastos. Siempre es posible estirar el pesito aunque vayas con la mente de gastar todo. Esto no es saludable. Cada cosa que compres conlleva un peso y espacio más en tu equipaje. Cuando viajamos con niños es mucho más pues igual o peor que nosotros, ellos lo quieren todo y uno con la pena matadora pues quiere complacerlos con la simple excusa de que “eso no lo hay allá”. No te rías, sabes que es verdad. Es por esto que es tan importante realizar un presupuesto de viajes y establecer desde el principio los límites. La tarjeta aguanta todo lo que venga, pero, ¿podrás pagarla cuando toque el momento de las mensualidades? A continuación te presento 11 consejos que debes considerar la próxima vez que viajes con tu familia.

  1. Evita el uso de las tarjetas de crédito. Limita su uso a reservaciones de hotel o alquileres.
  2. Realiza un presupuesto de viaje. No puedes excederte y pagar algo que luego no podrás costear. Esto además de causarte un problema económico te frustrará si no lo logras. Trabajo tu viaje de acuerdo a tus ingresos.
  3. Busca actividades gratuitas. En todas partes puedes disfrutar de hermosos lugares gratuitamente. No subestimes estos lugares, pueden sorprenderte.
  4. Identifica los lugares que visitarás y si conllevan algún costo. Añade los costos de entrada a tu presupuesto. Esto es clave para que no te excedas.
  5. Lleva tus propias meriendas y bebidas. No se trata de no comprar cosas diferentes, solo que al momento de merendar ahorrarás más llevando las tuyas que comprando una en cada esquina. De igual manera, adquiere y lleva un telmo insulado para tus bebidas. En cualquier lugar encontrarás agua fresca con la que puedes llenar tu botella y la de tus niños.
  6. Limita los souvenirs o recordatorios a uno. Y no, no tienes que comprarle algo a todos en tu familia o a tus amistades. No es ser mala persona, pero considera qué valor o uso le darán a eso que le estás llevando. ¿Realmente todos aman los llaveros o vasos? ¡Piénsalo!
  7. Lleva  ropa adecuada al lugar que visitarás. Realiza un check list de las cosas que necesites. De esta manera no dejarás nada y no tendrás que invertir más adelante. Es por esto que también es importante que evalúes las condiciones del climas del lugar que visitarás. 
  8. Pesa tu equipaje antes de salir de casa. Muchas veces comenzamos a colocar cosas en nuestra maleta sin ningún tipo de control. A ver, ¿cuántas veces haz echado ropa de más? Estoy segura que en más de una ocasión y lo peor es que no aprendemos y lo volvemos a hacer. Esto, además de aumentar peso, conlleva costos adicionales al momento de pagar por el equipaje. Maximiza tu espacio y crea tus outfits de manera inteligente combinando piezas. 
  9. Busca los cupones de descuento que ofrecen los hoteles o hospederías. Tómalos todos y evalúa a cuáles puedes sacarle provecho. 
  10. Compara precios. Si, esto es algo que nunca dejo de hacer. Investiga visitando las páginas web que ofrezcan el servicio que buscas y analiza. Esto puede tomarte algún tiempo pero podrás ahorrarte mucho dinero que luego podrás utilizar para almorzar o cenar. Considera eso que permiten la entrada gratuita de niños. Win!
  11. No compres todo lo que veas. Antes de adquirir algo piensa en si realmente vale la pena, si va a ser de utilidad o es realmente importante. 

Ahorrar cuando viajamos puede parecer algo imposible, pero no es así. El mayor problema somos nosotras que somos débiles y lo queremos todo. Inténtalo en tu próximo viaje y luego me cuentas cómo te fue. No te tienes que limitar, simplemente es que evalúes si lo que estás pagando es realmente lo que vale o merece. 

Kazahira

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.