Superando los miedos: los retos de una esposa militar


tiempo estimado de lectura : 2
25 Aug
25Aug

Muchas veces nos enfrentamos a nuestros miedos ante un nuevo idioma y pese a que lo dominamos, el miedo a hablarlo nos frena. Sin embargo, cuando miramos hacia el lado, hay una personita que depende de nosotras. Ese es el momento en el cual nos armamos de valor y superamos cualquier obstáculo.

Soy Yamarielis Clemente y soy de Río Grande, Puerto Rico. Ahora resido en Killeen, Texas desde noviembre 2018. Llegué a esta ciudad debido a que mi esposo es militar y está es nuestra primera estación. En este lugar solo somos mi esposo, mi amada hija de 18m y yo. Al comienzo cuando mi esposo se fue al Basic Training me mudé con mi mamá y con mi bebé recién nacida. Así es que el proceso ha sido fuerte pues la adaptación al tener que mudarme a un nuevo lugar y estar sola con mi hija completamente fue difícil. Digo sola porque mi esposo se va desde las 05:00 y regresa a las 18:00. Por lo tanto estoy la mayor parte del tiempo sola. Hoy puedo decir que me siento mejor, hemos creado tradiciones juntos como familia, visitamos lugares nuevos y nos enfocamos en lo positivo. La vida en familia para nosotros aquí es muy buena, gracias a que Killeen cuenta con varios lugares para los más pequeños hasta los más adultos, como un parque de agua, trampolín, zoológico, entre otras. 

Uno de los mayores retos que he enfrentado desde que estoy aquí  ha sido el idioma inglés. Aunque conozco bastante, el temor a hablarlo en una entrevista de empleo era muy fuerte. El racismo con los latinos es marcado. Luego de los diferentes y lamentables sucesos ocurridos dentro del país después de la masacre en WaltMart en El Paso Tx. el panorama es un poco más complicado. Otro reto es enseñarle a mi hija los dos idiomas debido a que aquí las personas solo hablan inglés. Las personas no son iguales a como son en Puerto Rico. Aquí los vecinos apenas salen de sus hogares. Sin embargo, en el supermercado o tiendas siempre hay alguien que interactúe con mi hija y me comente lo hermosa que es. Por último, sobrellevar que esta es mi nueva vida; la mayor parte del tiempo seremos mi hija y yo. Esto en ocaciones es fuerte. 

Hoy en día puedo decir que he mejorado mucho en el idioma ya que lo hablo sin miedo (lo hablo como me salga jajaja). He tomado clases, antes de ir a una cita o lugar voy pensando lo que diré y busco en el traductor. Cada día me esfuerzo más gracias a que el inglés es sumamente importante. En caso de emergencia tengo que entender lo que me dicen y yo poder notificar lo que está sucediendo y respecto a las personas pues ya he echo amistades que a la larga se convierten en familia.

Me gusta Killeen ya que me queda cerca a otras ciudades como Dallas y San Antonio. No es fácil estar en la diáspora pero sí se puede. Busquemos el lado positivo y a seguir luchando por nuestras familias y un mejor por venir para ellas/os.

Yami Clemente

Síguela en:

Facebook: Mom.Wife.Love

Instagram: @mom.wife.love

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.