Cómo hacer un travel wall en un dos por tres


tiempo estimado de lectura : 2
04 Jan
04Jan


La semana pasada les mostré varias ideas de diferentes maneras de decorar una pared con fotos de tus viajes. Pues bien, me puse a la tarea de hacer la mía. Desde que puse mi mente a trabajar en cómo la quería sabía que iba a quedar hermosa. ¡Claro para mí lo es! 

Identifica el espacio

Busca un espacio en dónde desees realizarla. Piensa si deseas que todos la puedan ver o si quieres que sea tu espacio íntimo de relajación. 

Yo quería que todos la vieran, que se viera desde que entraras a la casa. Ese espacio es mi favorito. La pared donde la realicé es perfecta y da entrada al laundry. ¡Amo mi laundry! Sí, me gusta lavar ropa y tenderla y doblarla. Es mi pasatiempo de relajación. Ese olor a ropa limpia es maravilloso. En fín, la pared es parte de la sala y TODOS la ven cuando entran. 

Crea un mapa visual de tu idea

Una vez tengas el lugar debes pensar qué elementos deseas destacar, cómo deseas las fotos, ya sean a color o blanco y negro, el concepto que llevará, los colores de los accesorios...

Recuerda que puedes utilizar cuadros, marcos y cualquier otro accesorio que tengas en tu casa. Así no tienes que invertir de más. Este proyecto es económico pero puede serlo aún más si reutilizas lo que ya tienes en casa. 

Desde que identifiqué el espacio, mí espacio favorito, sabía justamente lo que quería. En mi caso tuve que ir a comprar algunas cosas pues no contaba con ellas en casa. Así que me fui de compras para Always 99. Compré los cuadros y marcos. Para mi sorpresa encontré los que necesitaba. Yo quería letras y luces, colores blanco y negro con toques de otro color. ¡Todo lo encontré! ¡Gracias Always! Siempre salvando la vida de los que no podemos llegar a Marshalls.


Manos a la obra

¡Esta es la mejor parte! Darle forma a lo que ya habías pensado y verlo transformarse poco a poco es emocionante. Bueno, al menos para mí lo es. 

Coloqué sin colgar los cuadros y marcos para tener una idea más clara del concepto. Medí y medí hasta que  logré que todo cupiera en el espacio indicado. Estaba tan emocionada que no podía esperar a terminar. 

¿Qué utilicé? Sencillo. Solo necesité un martillo, clavitos o ganchitos para cemento o madera, una tijera, alambre dulce (también de Always) y paciencia.


Tenía todo listo ¿pero saben qué? ¡No tenía las fotos! Brillante 😁💪 Envié las fotos a Walgreens y cuando las fui a pagar para que las procesaran, ¡no había papel! ¡Es en serio! Bueno me tocó esperar unos días a lo que se dignaban traer el papel 4x6. Volví a los 4 días y ya la orden no estaba en el sistema. Vuelvo a enviar las fotos y se va la Internet. Logro enviar las fotos y...se daña la máquina. ¡Ok! ¿Algo más? Parecía una brujería o algo así 😁 Luego de 1 hora me dan las fotos y un descuento por la espera. Al menos se compadecieron de esta alma. 💪

Ya con todo listo coloqué las fotos y el resultado fue más hermoso de lo que imaginaba. Aún queda espacio para más aventuras. Es mi espacio, mis recuerdos, mis viajes o al menos parte de ellos. Faltan muchas más pero estas son las más importantes. 

*El libro verde es una agenda hecha a mano con papel y carton reciclado. Diseño de RE-. Pueden encontrarla en Facebook. Apoya lo local. 


K.


09Dec
13Apr
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.