Babymooons, ¿sí o no?


tiempo estimado de lectura : 2
20 Mar
20Mar


Si es cierto que el embarazo es muy fuerte y que la vida como la conocías ya no será igual. Este período trae grandes cambios físicos, emocionales, familiares y sociales. Muchas veces creemos que el mundo se nos viene a bajo y en otras estamos súper pompias. El embarazo es estresante, el prepararte para la llegada de un nuevo miembro toma tiempo y requiere de nuestras energías.

Muchas parejas optan por descansar de todo y de todos haciendo una babymoon para relajarse antes de la llegada del baby. Las babymoons han tomado mucho auge en los últimos años principalmente en Estados Unidos. Todas sabemos lo bueno que es tener un tiempito de calidad a solas con nuestra pareja, poder disfrutar de un buen clima y descansar bien. Estas son cosas que según va avanzando el embarazo van disminuyendo. Y es que nos volvemos pesadas y en muchas ocasiones "vagas". Nos sentimos como vacas y nos volvemos más sensibles y vulnerables, la ropa nos nos luce como queremos, tenemos los pies hinchados como botas de elefante, estamos cansadas y la vida literalmente nos apesta. Si no te sientes o no te haz sentido así eres una afortunada envidiable 😂

Muchas parejas que deciden hacer su babymoon la hacen cerca o en el último trimestre. Ese último trimestre es fuerte, difícil y de mucha preparación para ese gran día. Sin embargo es cuando más paz y tranquilidad necesitamos. Por lo que unos días de relajación no vienen mal. Ahora bien, ¿qué debes considerar al momento de tomar la decisión de ir o no ir?

1. Evalúa cómo ha sido tu embarazo

¿Te haz cuidado? ¿Sufriste pérdidas? ¿Estuviste en riesgo? Si contestaste que sí a alguna de estas preguntas lo mejor es que reconsideres tu decisión de ir. Recuerda que si viajas o te esfuerzas mucho podrías ponerte en riesgo.

2. ¿Tienen el presupuesto?

La llegada de un bebé es costosa. Esa nueva personita que está por llegar te hará gastar lo que no imaginas. Así que si tus números son positivos puedes darte el gustito. No tienes que irte lejos o salir del país. ¡Puerto Rico tiene mucho que ofrecer!

3. ¿Tienes las energías?

Muchas son las veces que solo queremos tener nuestras piernas elevadas, recibir un buen masaje y dormir hasta el día del parto. Si sientes que puedes viajar o realizar actividades pasivas sin sentirte mal... ¡adelante! Si bien es cierto que debes cuidarte, también es cierto que no debes descuidar las actividades que disfrutas.

Factores positivos

 -tiempo de relajación y calidad en pareja

-pueden disfrutar de su intimidad antes del gran día

-les ayudará a recuperar energías y prepararse para el nacimiento

Factores negativos

-puedes sentirte muy cansada

-puedes ponerte de parto lejos de casa

-si viajas, algunas aerolíneas son estrictas con el tiempo de gestación permitido para volar

Al momento de elegir un destino para tu babymoon considera:

-que el clima sea favorable para ti y tu bebé

-la época del año

-tu presupuesto

-el ambiente

-las actividades a realizar

-evaluar buenos hospitales en caso de alguna emergencia o por parto.

Disfruta tu embarazo. Cada etapa de el es diferente y aunque sientas que ya no puedes más, recuerda que llevas la fuerza de dar vida y que solo nosotras tenemos el privilegio de llevar 2, 3 o más corazones latiendo dentro de nosotras.

K

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.